Skip to content

Para onde vai o mundo?

outubro 20, 2010

El auge de los partidos ultras se confirma en toda Europa

Jimmie Akesson, la cara de la extrema derecha sueca, no está solo. El éxito de su partido es una prueba que apuntala, por si había alguna duda, el auge europeo del populismo conservador, a menudo xenófobo y antiinmigración.
El panorama político en Europa está, desde el inicio de la crisis, mucho más escorado hacia la derecha. Mientras que los democristianos y conservadores moderados mantienen o aumentan sus perspectivas electorales, emerge una extrema derecha que ha sabido rentabilizar la crisis. En los comicios europeos de 2009, el Partido Popular Europeo agrandó su ventaja frente a los socialdemócratas, pero a su derecha dejó más espacio que nunca. Un grupo de conservadores checos, polacos y británicos se conformó como quinta fuerza política mientras que partidos que no logran representación en sus países tomaron posesión de sus escaños. Es el caso del Frente Nacional francés o el British National Party, ambos con dos eurodiputados.

Desencanto y crecimiento de la ultraderecha en Europa del Este, el caso de Hungría

La precaria situación en la que se encuentran varios países de Europa Central debido a malas reformas económicas, el impacto de la gran crisis económica de 2008 y los efectos de los ajustes que han debido realizar, tanto por iniciativa propia como para evitar la quiebra del país -como es el caso de Hungría-, han dejado secuelas a nivel político: incrementando el desencanto ciudadano, alentando discursos populistas y aumentando la influencia de grupos populistas de extrema derecha. En los resultados preliminares de las elecciones en el país magyar – existe segunda vuelta donde no hay ganador en los distritos mayoritarios o no se cumple el porcentaje mínimo de votantes estipulado (50%)- el Partido Socialista, principal integrante del gobierno, bajó su votación estrepitosamente desde un 43% a un mísero 19%, por otra parte el partido de conservador, Fidesz, obtuvo cerca del 53% de los votos, mientras el Jobbik de ultra-derecha obtuvo un 17% de los votos, sólo un 2 por ciento menos que el partido de gobierno. La votación del Jobbik en la primera vuelta en 2006 fue sólo un 1.7%.

En la fotografía: Miembros de la Guardia Jobbik húngara marchando en Budapest el 10 de febrero de 2008. La Guardia Húngara es el brazo paramilitar húngaro de Jobbik partido de extrema derecha.

© Laszlo Balogh/Reuters

Partidos e grupos de extrema-direita ganham força na Europa

Milhares vão às ruas da Suécia protestar contra entrada da extrema-direita no Parlamento

No comments yet

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: