Skip to content

O exército de sua majestade e as fotos dos iraquianos

outubro 27, 2010

Documentos secretos del Ejército británico revelan vejaciones a presos
Nuevo golpe a los denigrantes abusos militares. Cuatro días después de que Wikileaks denunciara las sistemáticas torturas que durante años cometieron los soldados estadounidenses en Irak, la edición electrónica de The Guardian publica ahora que el Ejército británico entrena a sus interrogadores en métodos que incluyen humillación a los presos: desnudos, tratos vejatorios, privaciones sensoriales…
En una clara violación de los Convenios de Ginebra, el texto clave del Derecho internacional humanitario que prohíbe “cualquier coacción empleada para obtener información”, el Ejército británico ha elaborado en secreto durante años manuales con los que enseña cómo provocar estados de terror, ansiedad y desorientación en los prisioneros.


De nuevo el cabo lancero Mark Cooley es el autor de la fechoría: un prisionero es elevado por un palé de carga. El reo trata de agarrarse a una de la puás de la máquina para no caer al suelo. En la cabina de la máquina puede verse a Cooley. Al fondo, sobre un blindado, ondea la Union Jack.

Reino Unido entrenó a sus soldados para torturar iraquíes
El viceprimer ministro británico, Nick Clegg, veía hace unos días “extraordinariamente graves” las últimas revelaciones de Wikileaks sobre la guerra de Irak. Y el primer ministro, David Cameron, se comprometió hace unos meses a investigar los 100 casos de supuestas torturas de los que se acusa a la Inteligencia y a los servicios secretos británicos durante la era Blair.
En los últimos meses también han ido apareciendo informaciones sobre posibles malos tratos de soldados británicos en Irak. No desde la organización dirigida por Julian Assange, sino desde la propia prensa del Reino Unido, sin que ninguno se expresara al respecto.

Humiliate, strip, threaten: UK military interrogation manuals discovered
The British military has been training interrogators in techniques that include threats, sensory deprivation and enforced nakedness in an apparent breach of the Geneva conventions, the Guardian has discovered.
Training materials drawn up secretly in recent years tell interrogators they should aim to provoke humiliation, insecurity, disorientation, exhaustion, anxiety and fear in the prisoners they are questioning, and suggest ways in which this can be achieved.

Baha Mousa

No comments yet

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: